Seguidores

https://www.facebook.com/Masallaimaginacionpage

domingo, 28 de agosto de 2011

Prólogo

Escribo. Adoro escribir. Cuando lo hago, lo demás deja de existir. Tecleo, tecleo y tecleo. Pienso, me inspiro y escribo dando forma a una idea que brota en mi mente. Me gusta escribir, porque cuando creo a unos personajes nuevos, describo situaciones fantásticas o relato momentos insospechados, soy yo quien toma las decisiones, la que decide quién va a ser, si una chica o un chico, qué piensa, cómo se comporta, qué vida tiene, dónde vive, qué coche conduce. Soy yo la que elige el futuro de mis personajes. Para lograrlo, cuento con un arma que casi todo el mundo desconoce. Es divertido y a la vez arduo. Yo escojo quién vive…pero, recuerda, también quién muere.





Delante del ordenador, sólo cuento yo, mi mente y mi ya mencionada arma. Esta última es el instrumento más poderoso que tiene el ser humano. Muchos lo ignoran, otros lo ocultan. Yo la descubrí hace tiempo, cuando tan sólo era una niña. Poder crear sin necesitar materiales complejos, un lugar determinado o en un momento dado, ¿no suena maravilloso? Para escribir no se necesita ser rico, ser guapo o vivir en un país concreto. No. Mi arma no requiere cosas externas, no conoce fronteras, ni fortunas. Si fuera así, desde luego que yo no la poseería. Tengo diecisiete años y soy una chica de lo más corriente. Vivo en una ciudad normal, en un barrio normal y en una casa normal. Mis padres son como los del resto. Protectores, exigentes, pero compasivos. Me llevo mal con mi hermano mayor y me gusta salir con mis amigos de fiesta. No tengo riquezas ni la hermosura es mi punto fuerte. No soy rara, o al menos antes no lo era. Te lo estoy diciendo, sólo soy una chica más…excepto por mi preciada y querida arma.
Desde ahora te aviso. Si buscas páginas que relaten una historia real, basada en una ciudad cualquiera del mundo, con personajes sencillos envueltos en una trama cotidiana, cierra este libro y regálaselo a otro. Olvídate de él porque no es para ti. Es un consejo directo de la escritora del mismo. Cada capítulo, cada página de este libro, están redactados por aquella que vivió la historia contada. Y dirás, ¿pero entonces es real? Y yo te respondo; depende ¿qué es para ti la realidad? Los diccionarios la describen como la existencia real y efectiva de algo, lo que ocurre verdaderamente, lo que tiene valor práctico en contraposición con lo fantástico e ilusorio. Ahora bien, ¿quién puede estar seguro de que algo es real? ¿Tu pareja, tu casa, tu familia es real? Dime si lo sabes, ¿acaso tienes la certeza de que tu vida es real? Me explico. Un día te levantas y te miras al espejo. Contemplas bostezando el fiel reflejo de tu físico y, es entonces, cuando unas preguntas surgen en tu mente: ¿quién soy?, ¿de dónde vengo?, ¿adónde voy? No tienen respuesta o, al menos, no las encontrarás en aquel espejo del baño de tu casa. ¿Qué haces entonces? ¿Buscas? No. Yo te diré lo que haces. Te lavas la cara con agua bien fría, te la secas con una toalla y te largas del aseo, apagando la luz y con ella esos pensamientos que te hacen sentir confuso. Cobarde, ese el adjetivo que te diría en ese momento.
¿Y qué me dices de la típica frase tan real como la vida misma? Millones de personas la usan centenares de veces a lo largo del día. A mí me suena a chiste. A esas personas yo les diría; ¿es que nuestras vidas son reales? ¿Cómo puedes estar tan seguro? ¿Y si son…simples ideas que rondan en la cabeza de alguien superior?
Con todo esto, sólo quiero que comprendas que yo, hace unos meses, era alguien como tú. Vivía mi vida creyéndome dueña de ella…hasta que descubrí otra no realidad o, si lo prefieres, otra realidad aparte de en la que creemos vivir.
Querido amigo o amiga, voy a narrarte el viaje más espectacular, inolvidable y único que puedas pensar. ¿Y sabes quién fue la que me metió en esto, la que cambió mi vida para siempre? Ese arma que os he comentado antes. Es tan poderosa que a veces es difícil controlarla. Os estoy hablando, para quien aún no lo sepa, de mi imaginación. Esa facultad que tiene el alma que te aporta facilidad para formar nuevas ideas, nuevos proyectos…Por culpa de ella, no he vuelto a ser quien era. Por culpa de ella, mi vida está destrozada, fragmentada, ultrajada y acabada. Pero eso es el final de la historia y, como buena escritora que soy, sé que lo mejor es empezar los libros por el principio.
Ahora sí, es hora de presentarme. Lectores ateos, agnósticos y creyentes; cuando escribo…yo soy Dios. El resto del día…mi nombre es Nora Aleston.

11 comentarios:

  1. Simplemente impresionante O.O Me has dejado K.O. Espero leer el capitulo uno pronto porque esta genial... :D
    Te sigo. Yo tambien escribo una historia por si quieres pasarte :) http://mirfandu.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Simplemente genial.
    Una reflexión bien echa y un final... bueno para mi ha sido apoteosico el "cuando escribo... yo soy Dios" la verdad es que es muy cierto, nos convertidos en Dioses de los mundos que creamos en nuestro ordenador o en el papel. Has escogido bien las expresiones y estoy deseando ver que mundo has creado para compartir con nosotros.
    Espero el comienzo ^^

    ResponderEliminar
  3. Una palabra, íncreible.
    Aunque esta no es la única palabra con la que describir lo que he leido. También podría decir miles y millones de adjetivos, que tal vez te dija la gente a diario sobre lo que escribres, sobre tu imaginación. Esta arma ''como tu la llamas'', es algo que necesitas saber controlar, y querida Nora, tu lo haces.
    Un gran saludo. Pásate por mi blog si puedes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Diooooos! me ha encantadoo!
    enserio me as dejado alucinada xDD
    Me gusta muchisimo tu manera de pensar sobre la realidad :) tambien lo de ''cuando escribo... yo soy Dios" porque es verdad, porque tu eres quien creas la vida en tu propia historia. Bueno voy a por el capiituloo unoo!! jejej besoooooos!

    ResponderEliminar
  5. Oh My Fucking God
    Que talentazo tienes chata!!!!!! me encanta como escribes... Aunque no sea "real"!!! jajajajaa
    pasate por mis libros ireales en http://mividayotrostarpossucios.blogspot.com/
    http://byellayo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Buen comienzo que promete,la verdad es que yo pienso como tú. Siempre he dicho que cuando escribes no tienes que ser nadie, que eres tú el que decide quien permanece y quien cae, el que pone las reglas del tu mundo de propia creación. Ciertamente, original. Te sigo. ^^ Y seguiré leyendo, esta tarde, que tengo que estudiar irrealmente biología xD

    ResponderEliminar
  7. Me he enganchado desde la primera palabra del prologo. Es impresionante el cómo describes todo, con esa sutileza y delicadeza, con ese punto en que se nota que hay una chispa apunto de estallar. Definitivamente es increíble.
    Iré leyendo poco a poco, el tiempo se reparte en miles de cosas que hay que hacer en el día a día no? :D

    ResponderEliminar
  8. yo también soy escritor, estoy a punto de cumplir 21 años y esta introducción me ha invitado a seguir adelante con el principio y, espero, el resto de tu historia. genial introducción, seguiré comentando más adelante ;)

    ResponderEliminar
  9. yo tambnn escriboo http://entredosmundosescritorafantasy.blogspot.com/ joee chicaa me as dejaoo sin alientoo con el prologoo no ppuedo imaginarr como me qedareesii leoo tu historiaa ¡muerta! xD

    ResponderEliminar
  10. Diooooos!! me ha matado por completo tu entradaa! ¡¿Puede ser más genial?! Creo que has plasmado por completo lo que sentimos (o al menos lo que siento yo) cuando escribimos. Todo se detiene y estás tú y tu historia... IMPRESIONANTE me ha encantadoo!!

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España.

Novela con Copyright

Aprovecho para especificar un detalle que no creí necesario en su momento por considerarlo obvio. La novela, "Más allá de la imaginación" está registrada íntegramente y consta de los derechos de autor (copyright) vigentes en la normativa actual, sino os aseguro que jamás me hubiese atrevido a colgarla por completo. Cuando se plagia una obra haciéndola pasar por propia y omitiendo el nombre del verdadero creador se viola, entre otros, el derecho moral del autor, y este podría exigir reparación por el perjuicio. Estas facultades morales son perpetuas, inalienables, inembargables, irrenunciables e imprescriptibles, como bien señala la Decisión 351 de la CAN (Régimen común sobre el Derecho de Autor y Derechos Conexos).

Con esto sólo digo que cada uno debe esforzarse y escribir algo original y único. Nunca nadie llegó a ser grande por plagiar a terceros.

Be original! =)